Susana Ferrándiz y cariño



Susana Ferrándiz (Madrid, 1966) es una filóloga románica gustosamente reconvertida en gestora de proyectos de I+D+i por la gracia del mercado laboral y las circunstancias de la vida pero, se dedique a lo que se dedique, la lengua y las palabras son una parte fundamental de sus inquietudes y su forma de ser. Son su afición, su pasatiempo, su disfrute, su vocación y hasta un poco su vicio.

Por eso le encanta el proyecto “Imagina cuántas palabras” y le hace tanta ilusión participar en él, apadrinando la palabra cariño. ¿Qué mejor forma de homenajear a las palabras que jugando con ellas y las imágenes para luego compartirlas?

Como ella dice, la palabra cariño es caprichosa, porque sus varias acepciones, lejos de ser excluyentes, resultan complementarias: el afecto que se siente hacia algo o alguien y la manifestación de ese sentimiento; la añoranza y la nostalgia; el esmero o afición con que se hace una labor o se trata una cosa; y el regalo u obsequio.

Susana apadrina cariño porque es una palabra que está llena de amor, de extroversión, de generosidad, de entrega y de voluntad… y de una pincelada de melancólicos recuerdos…

La palabra cariño es un atardecer otoñal, una chimenea, una manta, un té, una lluvia fina, el olor a tierra mojada y grandes dosis de buena compañía.

¡Muchísimas gracias a Susana por apadrinar cariño!

Anuncios