Casa de las Conchas

1510620_10152251024684487_943650393_n Foto: Barroso

El pasado jueves presentamos “Imagina cuántas palabras” en la Biblioteca de Salamanca “Casa de las Conchas” con Amalia Iglesias Serna, Julia Piera y Raúl Vacas. Fue un acto emotivo y divertido en el que hablamos de imágenes y de palabras, leímos poemas, volaron luciérnagas inaprensibles y Raúl Vacas nos hizo efímeros poemas-polaroid.

Anuncios

Raúl Vacas



Raúl Vacas es Licenciado en Ciencias de la Información y Diplomado en Educación Social. Desempeña labores de edición, animación y gestión cultural y colabora con diversos medios de comunicación y revistas literarias.
Dirige con Isabel Castaño la Escuela de Escritura Creativa “de Vacas y Castaño”, un proyecto didáctico y cultural que pretende fomentar el gusto por la literatura y la vida en el campo. Dicho proyecto cuenta con varios talleres de creación y formación on line y una amplia oferta de cursos en una casa de pueblo llamada “La Querida”, en Rodasviejas.
Coordina e imparte talleres de creación y animación a la lectura en colaboración con editoriales, centros de profesores, bibliotecas, colegios e institutos. También participa en varios programas de fomento de la lectura del Ministerio de Educación.
En su bibliografía destacan las plaquetes Confieso que he fumado, El calor de los labios a solas, El imán de la muerte y Corte y confección (junto a Isabel Castaño) y los libros Proceso de amor (Amarú Ediciones), Consumir preferentemente (Anaya), Al fondo a la derecha (Obra Social Caja Duero), Esto y ESO (Edelvives), Señal (Mundanalrüido), con ilustraciones de Sara Morante, Niños raros (SM Ediciones), con ilustraciones de Tomás Hijo y Abecé diario (Ala delta, Edelvives), con ilustraciones de Elena Queralt. En breve publicará Uno solo, con el trabajo gráfico de Aquilino González.

Raúl participa en “Imagina cuántas palabras” con el poema “Y si después de tantas palabras“, precedido de esta cita de César Vallejo:

“¡Y si después de tantas palabras,
no sobrevive la palabra!
¡Si después de las alas de los pájaros,
no sobrevive el pájaro parado!
¡Más valdría, en verdad,
que se lo coman todo y acabemos! […]”

Este es un extracto:

(…)

Amistad es palabra aguda, y grave en ocasiones.
La palabra cariño es ñoña sin el ño.
Coche, como metáfora, son además de palabras medios de transporte.
Colegio es palabra con clase.
Las flores son palabras que perfuman el tiempo.
Mamá es la primera palabra, la más nutricia, la que sirve para todo.
Papá es palabra paralelepípeda.
La palabra perro nunca se alcanza la o con los dientes.
Azul es palabra de mar y de aire.
Cantar es una palabra antigua hecha de música.
Me gusta la palabra playa con bandera roja.
La palabra estuche sirve para guardar otras palabras.

(…)