Inmobiliaria Navarra y casa



Inmobiliaria Navarra abrió en la céntrica Plaza del Castillo de Pamplona en 1984. Desde entonces es una referencia en la búsqueda y gestión de inmuebles en Pamplona. Ahora, desde su sede completamente reformada, José Antonio Agramonte sigue ofreciendo seriedad, profesionalidad y, como él mismo dice, sus dos valores insignia: trato personal y compromiso con cada persona que deposita su confianza en ellos.
Estar ubicados en el centro neurálgico de la ciudad, -Plaza del Castillo, 26. Bajo- les permite tener un alto número de visitas cada día. Además, su amplio y nuevo escaparate posibilita mostrar los inmuebles más interesantes al continuo flujo de personas que transitan por el “salón de estar” de los pamploneses.

Así que la palabra casa no podía tener mejor padrino que Inmobiliaria Navarra.
¡Muchísimas gracias a Inmobiliaria Navarra por apadrinar casa!

Orfandad



Orfandad

(Der. culto de huérfano).

1. f. Estado de huérfano.

2. f. Pensión que por derecho o por otro motivo disfrutan los huérfanos.

3. f. Falta de ayuda, favor o valimiento en que una persona o cosa se encuentran.

Y ese es justamente el estado de algunas de nuestras palabras justo a punto de entrar el libro en la fase de impresión. Huerfanitas, las pobres. Son: baloncesto, hámster, flores, estuche, mar, juegos, piscina, deberes, flor y mariposa.

Uno quizás puede llegar a comprender que una palabra como deberes sea apartada sin miramientos de nuestras preferencias, pero qué decir de ese mar que tanto nos fascina y en el que tanto disfrutamos; de ese pequeño y simpático hámster que recordamos con cariño; de las horas de placer en cualquier piscina; de la imagen chispeante de una mariposa a la luz del sol; del asombro ante la contemplación de un fantástico ramo de flores o de la fragilidad de una simple flor; del placer de los juegos a cualquier edad; de la íntima satisfacción al abrir ese estuche particular en el que guardas tus lápices, tus bolígrafos, tus cosas…, quizás tus secretos; del baloncesto, ese deporte de masas que necesita que alguien apadrine sobre la bocina…

¡A ver si alguien se anima a apadrinar alguna de estas palabras antes de cerrar definitivamente el plazo de impresión del libro!

Susana Ferrándiz y cariño



Susana Ferrándiz (Madrid, 1966) es una filóloga románica gustosamente reconvertida en gestora de proyectos de I+D+i por la gracia del mercado laboral y las circunstancias de la vida pero, se dedique a lo que se dedique, la lengua y las palabras son una parte fundamental de sus inquietudes y su forma de ser. Son su afición, su pasatiempo, su disfrute, su vocación y hasta un poco su vicio.

Por eso le encanta el proyecto “Imagina cuántas palabras” y le hace tanta ilusión participar en él, apadrinando la palabra cariño. ¿Qué mejor forma de homenajear a las palabras que jugando con ellas y las imágenes para luego compartirlas?

Como ella dice, la palabra cariño es caprichosa, porque sus varias acepciones, lejos de ser excluyentes, resultan complementarias: el afecto que se siente hacia algo o alguien y la manifestación de ese sentimiento; la añoranza y la nostalgia; el esmero o afición con que se hace una labor o se trata una cosa; y el regalo u obsequio.

Susana apadrina cariño porque es una palabra que está llena de amor, de extroversión, de generosidad, de entrega y de voluntad… y de una pincelada de melancólicos recuerdos…

La palabra cariño es un atardecer otoñal, una chimenea, una manta, un té, una lluvia fina, el olor a tierra mojada y grandes dosis de buena compañía.

¡Muchísimas gracias a Susana por apadrinar cariño!

La Mandarra de La Ramos y amigos



La Mandarra de La Ramos es un Bar-Restaurante que se encuentra en la Calle San Nicolás,9 de Pamplona, en pleno Casco Viejo de la ciudad.
La aventura de abrir este local vino de la mano de Jorge Goicoechea, fundador del Bar Donibane de San Juan, que tras 20 años en el sector, decidió inaugurar un local innovador, pero con esencia tradicional, en pleno casco histórico de Pamplona.
La Mandarra de la Ramos es un recorrido obligado para entender la cultura navarra, no sólo porque la gastronomía local es la fuente de inspiración de su gran variedad de pintxos y tapas, sino porque también se expone una gran cantidad de material fotográfico representativo de Pamplona y de las fiestas de San Fermín.
En La Mandarra de La Ramos tienen una enorme variedad de pintxos, raciones, cazuelicas, platos combinados, tostadas y postres caseros. También disponen de menús diarios y especiales y de una seleccionada bodega de varias denominaciones de origen.

Y ya que estamos en un proyecto lleno de palabras, hay que decir que es posible que haya a quienes “mandarra” les resulte una palabra extraña: “mandarra” proviene del euskara mandar, y significa delantal o mandil.

Como dicen en su página web, en La Mandarra de La Ramos “Estarás en tu casa…”, y por eso apadrinan la palabra “amigos“, porque se trata de un lugar inmejorable para reunirse y disfrutar en compañía.
¡Muchísimas gracias a La Mandarra de La Ramos por apadrinar amigos!

Vetraria y paisaje



Vetraria Muñoz de Pablos es un proyecto consolidado por un equipo de artistas plásticos especializados en el arte de la vidriera. En el equipo trabajan Carlos Muñoz de Pablos, Pablo Muñoz Ruiz y Alfonso Muñoz Ruiz, todos licenciados en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid.
Carlos Muñoz de Pablos estudió en la Escuela de San Fernando de Madrid y fue becado por la Fundación Juan March en la que realizó una conocida investigación sobre el vidrio plaqué de color en las vidrieras. Ganó varios concursos internacionales y formó “Gremio 62” junto a Jose Luis Coomonte y Quico Argüello.
Desde sus inicios han sido innumerables las vidrieras realizadas en todo tipo de edificios y ventanas. Iglesias, catedrales, universidades, entidades privadas o colecciones particulares de ámbito nacional e internacional poseen obras de este autor con más de medio siglo de experiencia en el mundo del vidrio.
Es profesor habitual en muchas universidades españolas (Alcalá de Henares, Salamanca, Politécnica de Madrid, Menéndez Pelayo…), así como en Másters y foros donde la vidriera ocupa un lugar importante, relevante para el Patrimonio y la Arquitectura actual. Son ya varios centenares los arquitectos, restauradores, historiadores y artistas los que han recibido sus enseñanzas.
Impulsor de la recuperación de la Real Fábrica de Cristales de la Granja en Segovia, ha sido durante veinte años el Director del Patronato de la Fundación del Centro Nacional del Vidrio, formando parte de los foros más destacados que se han preocupado por esta disciplina tan singular: Consejo de Europa, El Corpus Vitrearum Medii Aevi, el Instituto Diego de Velázquez, la Real Academia de Historia y Arte San Quirce segoviana, la Real Academia de Arte de San Fernando y otros foros internacionales, sobre todo de Estados Unidos, de los que nunca llegó a aceptar sus ofertas de traslado, lo que ha permitido consolidar en España el importante foco de creación plástica en torno a la vidriera cuya referencia lidera.
En la intervención de los monumentos españoles, su aportación en la estricta metodología de conservación, en la actualización de la teología y del pensamiento litúrgico que ha motivado la plena renovación del Vaticano II, y sobre todo en la interpretación contemporánea de la luz del espacio sacro de los siglos XX-XXI, su obra marca una clara referencia culmen, sin duda, de logros hasta ahora no alcanzados.

Carlos Muñoz de Pablos ha recuperado la vidriera para las artes, ha construido el lenguaje que introduce a la vidriera en el arte contemporáneo con una propuesta plástica personal y referente indiscutible en el mundo del vidrio.
En 1996 inició junto a Alfonso Muñoz y Pablo Muñoz un proyecto común que se consolidó tres años después con la ampliación del estudio y el taller, y que se llama Vetraria Muñoz de Pablos, S.L.
Dedicados a la creación, restauración y conservación de vidrieras, el dominio de las técnicas y procedimientos se suma a materiales y tecnologías de última generación para conformar un lenguaje propio y contemporáneo, integrador en la arquitectura como parte necesaria de ésta, pero sin pasar inadvertida al espectador inmerso en su contexto.
Como expertos conocedores de los procedimientos plásticos históricos e infatigables investigadores de nuevas técnicas y materiales, en Vetraria ofrecen una enorme calidad en sus creaciones y restauraciones, avaladas por más de cincuenta años de experiencia.

En Vetraria realizan vidrieras aplicadas a la arquitectura, tanto en paramentos verticales como en techos o cúpulas, paneles autónomos y esculturas, empleando una gran variedad de técnicas y materiales como vidrieras emplomadas, vidrieras de hormigón, fussing, vidrio grabado al ácido o a la arena, vidrieras pintadas con grisallas, esmaltes, amarillos de plata y rojos de cobre.
Acometen también obras complejas de restauración de vidrieras históricas empleando los procedimientos y tecnologías más avanzados del momento, siendo unos conservadores extremadamente respetuosos con las obras que tratan, en colaboración con un amplio equipo de científicos e historiadores de primer orden.

A su experiencia se unen una sólida trayectoria profesional, el amor al conocimiento y una profunda vocación por su trabajo.
Vetraria tiene el taller y el estudio en la ciudad de Segovia.

Vetraria apadrina la palabra paisaje, una palabra que reúne la fascinación por el color, el dominio del espacio y la magia de la luz.
¡Muchísimas gracias a Vetraria por apadrinar paisaje!

Alvar y alegría



Alvar tiene 15 meses. El origen de su nombre parece incierto y hay quien supone que es germánico, una variante de Alberico o Albérigo, o quizás podría estar formado por los elementos Athal (noble) más Bera (oso), con lo que el significado del nombre que dio origen a Alvar o Álvaro sería “Oso noble”; otra posibilidad sería que el nombre originario fuese Al-wars, con el significado de “Absolutamente atento” o “Atentísimo”; e incluso que el nombre a partir del cual evolucionó Alvar sea Athal-ward (del segundo elemento procede el español “guardia”), por lo que el significado de este nombre sería por tanto “Guardia o guardián noble”.

Lo cierto es que desde que Alvar nació el 8 de junio de 2012 en Roma ha sido y es una completa alegría para sus padres. Por eso no se le ha ocurrido otra cosa que apadrinar alegría, una de las palabras más queridas de “Imagina cuántas palabras”.

¡Muchísimas gracias a Alvar por apadrinar alegría!

Café Leiho y amistad


El Café Leiho se encuentra en la C/ Javier de Pamplona, conocida popularmente como “Bajada de Javier”, en pleno casco viejo de la ciudad, justo al lado de la Plaza del Castillo.
Es un local tremendamente acogedor regentado por María, que despliega en la barra una variedad de bizcochos y pasteles caseros que hacen muy difícil decidirse por alguno en concreto.
María elabora con mucho cariño, de forma artesana y con ingredientes naturales bizcochos y pasteles de temporada. Y eso se nota. Puedes encontrar pastel de manzana y canela, bizcocho de zanahoria y nueces, brownies de chocolate, nueces y naranja, bizcocho de nueces y pasas, bizcocho de manzana, bizcocho de castañas, bizcocho de naranja, almendra y miel, pastel de cuajada, pastel vasco, pastel de arroz, pastel de queso a la naranja y chocolate, pastel de fresa con arándanos, pastel de pera y chocolate, crujiente de chocolate y frutos secos, empanadillas de manzana, pastel de café con crema de chocolatew blanco y cacao puro, o magdalenas naturales de fresa, borrachitas, de mojito, etc,… Además, una gran variedad de cafés, tés e infusiones naturales.
Cuando las temperaturas bajan y las lluvias y la humedad arrecian en Pamplona, el Café Leiho es el lugar perfecto para refugiarse. Aunque no hay que olvidar que durante los sanfermines los bizcochos y pasteles dejan paso a un mojito que ya es mítico.

Café Leiho se ha hecho cargo de la palabra amistad, una palabra que a menudo tiene mucho que ver con esos momentos cálidos compartiendo un café y un delicioso bizcocho.
¡Muchas gracias a Café Leiho por apadrinar amistad!