Ordenador


Escrita por Emmanuel. 2º A.




La palabra “ordenador” proviene del francés “ordinateur” (y este del latín “ordinator”), mientras que el inglés “computer” (y este del latín “computare”) genera la palabra “computadora”.

En 1954 IBM/Francia se propuso encontrar un nombre en francés para su nueva máquina IBM650, evitando traducir literalmente la palabra “computer”. Un directivo de la sociedad aconsejó consultar a Jacques Perret, catedrático de filología latina en la Sorbona. El profesor Perret respondió por carta el 16 de abril de 1955:

(…)¿Qué decir de “ordinateur”? Es una palabra construida correctamente, que incluso se encuentra en el “Littré” como adjetivo que califica a Dios poniendo orden en el mundo. Una palabras de esas características tiene la ventaja de producir un verbo (“ordiner”) y un nombre para la acción, “ordination”. El inconveniente es que “ordination” se refiere a una ceremonia religiosa; pero los dos campos de significación (religión y contabilidad) son lejanos y la ceremonia de ordenación es conocida por tan pocas personas que el inconveniente es menor. Además su máquina sería “ordinateur” (y no “ordination”) y esta palabra está fuera del uso teológico.
“Systémateur” sería un neologismo, pero que no me parece ofensivo; permite “systémation”; pero “systémer” no parece utilizable.
“Combinateur” tiene el inconveniente del sentido peyorativo de “combine” (significa “trampa, truco); “combiner” es común, por lo que poco probable de llegar a ser una palabra técnica; “combination” no me parece viable por la semejanza con “combinaison”. Pero los alemanes tienen sus “combinats” (un tipo de “trusts”, creo), aunque la palabra tendría otras posibilidades que las que evoca “combine”.
“Congesteur” y “digesteur” evocan demasiado a “congestion” y “digestion”.
“Synthétiseur” no me parece una palabra tan nueva como para designar un objeto específico y determinado como vuestra máquina.
Releyendo los apuntes que me han dado, veo que muchos de sus aparatos son denominados por nombres femeninos (“trieuse”, “tabulatrice”). “Ordinatrice” sería perfectamente posible y tendría incluso la ventaja de separar aún más su máquina del vocabulario teológico.
Existe también la posibilidad de añadir un complemento al nombre:
“ordinatrice d’éléments complexes” o un elemento de composición, por ejemplo “sélecto-systémateur”. “Sélecto-ordinateur” tiene el inconveniente de dos “o” en hiato, como “électro-ordinatrice”.
Creo que yo apostaría por “ordinatrice électronique”.(…)

IBM/Francia eligió finalmente la palabra “ordinateur”, y tuvo tanto éxito que tuvieron que abrirla al dominio público.
Finalmente casi todas las lenguas optaron por neologismos basados en “computer”, incluidas algunas lenguas romances como el italiano, el portugués y el rumano, así como el español de América Latina. “Ordinateur” se tradujo al español, al catalán, al euskara, al gallego, al asturiano y al aragonés.

“Ordenador” es la sexta palabra más repetida por los alumnos en “Imagina cuántas palabras”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s